domingo, 30 de octubre de 2011

COMPARACIÓN DE LA PELIGROSIDAD MATEMÁTICA Y ESTADÍSTICA DE QUE EL 1º BATE (LEAD OFF) Y 4º BATE ANOTEN CARRERAS.

El promedio de los promedios de los  bateadores en Grandes Ligas (AVG)  es  .290   = 29.0%

SB. Stolen Bases. El promedio de bases robadas sobre el total de intentos.        = 66.5%.

CS= Caught Stealing. (Promedio en que los Cátchers hacen out a los corredores en el intento de robar bases)     =   33.5%

La probabilidad que el primer bateador llegue a 1ª base (OBP)  (incluye promedio de hits, base por bolas, golpeado, interferencia)  =  .320    =     32%

Al momento que el primer  bateador está al bate las probabilidades que llegue a 2ª base es de:{32% (OBP) para llegar a primera, multiplicado por 66.5% = 21.28%}. Aunque claro está que si da un doble llega directo dentro de la probabilidad del 32%. 

Una vez que el 1er bate ha llegado a 1ª base se ha consumado parte de la probabilidad y ahora la probabilidad de llegar a 2ª aumenta de 21.28% a  66,5% por la vía del robo.  Si espera que el segundo bateador lo avance a 2ª con hit, la probabilidad de llegar a 2ª es de
29%.  Entonces es mucho  más rentable intentar el robo que batear para avanzar al corredor.  Pero el toque de bola tiene probabilidades todavía muy superiores que el 66.5%, por lo cual es la jugada más recomendada.

Y estando en primera, su probabilidad matemática de anotar carrera es de 66,5 (probabilidad de robar 2ª) x 29% (Promedio de los promedios de los bateadores que pueden dar hit impulsador del corredor de segunda) =  19,28%.

Una vez que en efecto el corredor llega a 2ª base, su probabilidad de anotar aumenta del 19,28% al  29% que es el promedio del promedio de los bateadores.

Entonces, cada vez que el primer bate toma su turno a batear, su probabilidad matemática de anotar carrera es de 29% x 21.28% = 6.17%  =  32%x66,5%x29%

Ahora bien, un jonronero que da 40 jonrones en una temporada  sobre un total de turnos al bate (162 juegos x 4 turnos) = 648,  su probabilidad de anotar carrera por sí solo cada vez que toma su turno al bate es de 40/648 = 6.17%.

Entonces, curiosamente y por extrema coincidencia,  el leadoff  y el cuarto bate tienen exactamente la misma  peligrosidad  matemática de 6,17% para anotar carrera cada vez que toman su turno al bate.

Pero conforme los jugadores van mejorando su desempeño cada año, los OBP, SLG, SB van siendo más altos en promedio.  Muchos leadoffs en los tiempos actuales tienen factores de acierto en el robo de bases hasta el orden del 93%, siendo el promedio para 2010 de 78%, el OBP promedio asciende a .340 y el SLG a .490.

DESDE EL PUNTO DE VISTA ESTADÍSTICO, LA PELOGROSIDAD LEADOFF ES APARENTEMENTE SUPERIOR A LA DEL CUARTO BATE.

La ciencia estadística conduce al dicho de que cuando el leadoff llega a 1ª casi siempre anota.  Y aunque en la realidad generalizada no es tanto como que “casi siempre” también es cierto que un 40% de probabilidades en un ambiente de alta tecnología como se juega en grandes ligas es suficiente argumento para aceptar que ese factor ya sería es casi siempre.

Recogiendo los datos estadísticos de una temporada completa, conseguimos que ese factor del 40% se cumple bastante aproximadamente cada año.


                                   Veces llegando a 1a                      Anota             %

Leadoff                                 3032                                       1.177              38,6

Otros leadoffs                      7396                                       2.875              38,9


Esto significa que cuando el leadoff se embasa por cualquier medio, el pitcher cae en serios problemas ya que ahora la probabilidad  de anotar aumenta del 19,28%   matemáticamente al 39% estadísticamente con solo llegar llega a 1ª.  Redondeando estos números, la probabilidad matemática de anotar del 20% se duplica al 40% estadísticamente.

Esos números de carreras anotadas están influidos por la variedad de fórmulas estratégicas para llevar a los corredores a home, como puede ser el sacrificio, bateo y corrido, libertad para batear a los bateadores que vienen detrás, ubicación de grandes bateadores detrás del leadoff, etc.

En un estudio que hicimos sobre los 3800 juegos de una temporada de grandes ligas encontramos que de todos los primeros innings – donde estaban involucrados los leadoffs - en el 32% los casos se produjeron carreras. Este factor se encuentra en sintonía con los parámetros matemáticos y estadísticos entre el 20 y 40%

Entonces las probabilidades estadísticas de que el leadoff anote desde el momento que está al bate, aumenta de una probabilidad matemática de 6,17% a una probabilidad estadística de 11,19%:   38,6x29% (prom. de los prom al bate).

Mientras que un cuarto bate tendría que dar  60 jonrones en una temporada y estadísticamente lo haya demostrado, su probabilidad de anotar carrera  aumenta de una probabilidad matemática de 6,17%  a  una probabilidad estadística de 9,26%  (60/648)  lo cual es a penas inferior en 1,93% a la del leadoff. Pero la compensación que iguala la comparación  es el poder remolcador del cuarto bate cuando con mucha frecuencia encuentra corredores en base en su turno y lo hace altamente productivo para el equipo.

Con relación a la diferencia entre las dos probabilidades (matemática y estadística) son varias las razones que influyen, incluyendo la calidad de la información de avanzada: Al haber un corredor en base, la posibilidad de hacer carrera es concreta y los bateadores que tienen la tarea de mover  corredores se vuelven más agresivos, la lectura de los movimientos de los pitchers es más refinada, los bateadores son más selectivos, mejor directores de batazos hacia los espacios abiertos y pueden aprovechar la presión que ejerce el corredor sobre el pitcher, aparte de que la cantidad de alternativas de juego para hacer que la carrera se anote aumenta dramáticamente.  Además, las combinaciones de los picheos generalmente son modificados quedando la situación a favor tanto del bateador como del corredor y todo este aparato mental, psicológico y estratégico que se combina para empujar la carrera contribuye sustancialmente a que la probabilidad estadística de anotar carreras sea sustancialmente superior a la probabilidad matemática.

Entonces, un mensaje a los pitchers…, “por el amor de Dios, no permitan que el leadoff llegue a primera base.”

ESTUDIO DE INVESTIGACIÓN REALIZADOS POR:  Nolberto Rivas, en beneficio de estimular a la juventud deportiva y la gran fanaticada nacional  al estudio sobre la ciencia el béisbol.

BASEBALL CON CIENCIA es excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario