lunes, 22 de febrero de 2016

UN EJEMPLO PARA LOS PADRES

Una madre estaba preparando unos huevos revueltos para el desayuno de su hijo adolescente, el joven entra a la cocina: 

"¡Mamá no los quemes!, ¡Ten cuidado!, ¡bátelos rápido, más rápido!, ¡apúrate mamá bátelos, dale!, ¡se te están pegando por allá!, ¡mamá revuelveeeloosss!".

Finalmente la mamá responde malhumorada:

"¿Bueno que pasa pues? ¡yo se lo que estoy haciendo!. Yo he cocinado huevos revueltos muchas veces antes".

El joven replica:

"Yo se mamá, yo estaba tratando de enseñarte como se siente cuando yo estoy en el juego de béisbol".

Autor: Desconocido

No hay comentarios:

Publicar un comentario